Paso a paso de cómo colocar pestañas postizas.

Algunas mujeres tenemos pocos senos o pocas nalgas y la solución a esos problemas estéticos siempre terminarán conduciendo a una cirugía, con bisturí y anestesia. Sin embargo, existe algo de nuestro cuerpo que podemos aumentar sin la necesidad de entrar a una sala de operaciones, las pestañas.
            No todas las mujeres llegan al mundo con espectaculares pestañas que no pasan desapercibidas, algunas tienen que verse envueltas en la necesidad de utilizar hasta tres máscaras de pestañas diferentes y aplicar más de dos capas de estas.
            Sin embargo, desde que las pestañas postizas fueron creadas, esto les ha ahorrado horas de aplicarse mascara de pestañas a muchas. A continuación una explicación rápida, detallada y sobre todo, sencilla de cómo aplicarlas.
            Lo necesario para la aplicación de las pestañas en casa es un set de pestañas totalmente nuevo, unas pinzas de cejas para sujetarlas, aunque también puedes utilizar tus manos y una pega que se utilice para las pestañas, a prueba de agua preferiblemente.
            El primer paso que hay que seguir para poder obtener unas pestañas hermosas es asegurarte de cual es la pestaña derecha y cual es la izquierda, la parte más angosta pertenece al interior de ojo. Hay que medirlas, te tienes que asegurar que las pestañas sean del ancho de tu ojo, pegándolas contra el parpado.
            Posteriormente si estas son demasiado largas hay que proceder a cortarlas. Si quieres que las pestañas luzcan de una manera más natural puedes considerar el cortarla individualmente.
            El segundo paso y posiblemente en el que hay que tener un buen pulso es el de aplicar la pega, esta viene en un envase con un aplicador. Sostienes las pestañas con una mano y conla otra, utilizando el aplicador, colocas el contenido en la base de la pestaña, de un extremo al otro asegurándote de poner especial atención en las esquinas para que queden bien pegadas.
            Tienes que estar seguro de que esté seca antes de aplicarla.
            Posteriormente colocas las pestañas postizas en tu parpado ayudándote con un espejo y colocando la barbilla arriba y tu mirada abajo para poder ver bien la línea del parpado. Tienes que asegurarte y es muy importante que las ubiques lo más cerca posible de tus pestañas naturales, deslizándola de arriba abajo.
            Luego de haber colocado las pestañas postizas lo más cerca de las naturales, tienes que dejar que la pega termine de secar naturalmente, una vez  que estas se encuentren en el lugar indicado suéltalas, no es necesario ni presionarlas ni sostenerlas.
            Para que no se vea la diferencia de las pestañas naturales y las postizas, el mejor remedio es utilizar mascara de pestañas o rímel, esto logrará que se mezclen, lo que tendrá un efecto mucho más natural.
            Aplicar un delineador líquido como usualmente lo haces servirá para rellenar los espacios que probablemente hayan quedado en blanco, asegurándote que se vean perfectas.
            Luego de una noche de fiesta, deslumbrando a todo el mundo por doquier con nuestras nuevas y grandes pestañas es hora de dormir, y para retirarlas solo tienes que utilizar cualquier desmaquillante que normalmente utilices.
            Impregna la punta de un isopo con el desmaquillante de tu preferencia, frótalo de un lado al otro por todo el borde de la pestaña, tienes que esperar un minuto, ya que el desmaquillante necesitará asentarse.
            Posteriormente levanta con sumo cuidado la pestaña postiza del parpado, verás como fácilmente se despegará de tu parpado.
            Existen varios tipos de pestañas postizas que se adaptan a la necesidad del cliente; las permanentes, las cuales son aplicadas en un salón por una profesional y duran entre 30 y 60 días.
            Las pestañas postizas de cortina, las cuales está conformada por una sola tira.
            Las pestañas de grupito, las cuales conforman un racimo, de entre 3 a 5 pestañas por unidad.
            Si nuestras pestañas están bien aplicadas no se te van a despegar, a menos que te rasques bruscamente los ojos, este proceso no duele, tampoco dañará tus pestañas naturales, es mucho más gentil que las pestañas permanentes.
            Ahora que ya tienes conocimiento de cómo hacer para colocarte tus propias pestañas postizas en casa, nada te detendrá de ser una completa diva, haciendo que todas las miradas se desvíen hacia tus ojos.
           



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Cómo se redacta una entrada en un blog?

Cómo mejorar la señal Wifi