Aprende a lavar tu rostro correctamente con estos 6 pasos

El trabajo, los hijos, los estudios, la rutina... todo parece jugar en nuestra contra, pero puedes lucir de portada si aplicas los consejos correctos y los productos adecuados de forma inteligente. Aprende, con los consejos de la clínica de estética en Madrid los pasos precisos para que consigas limpiar la piel de tu rostro de forma correcta, efectiva y muy sencilla.

Muestra tu mejor cara

Millones de productos de todo tipo se lanzan cada año para atender todos los requerimientos. Maquillaje, hidratación, limpieza, hidratación, exfoliación, humectación y cuidado para el acné, manchas y  arrugas son sólo algunos de los más demandados por mujeres y hombres de todas las edades y etnias.
La limpieza de nuestra piel es un ritual esencial para prevenir males mayores. Debido a que nuestra piel tiene glándulas sebáceas, folículos capilares y una gran cantidad de vasos sanguíneos en todas sus capas, requiere de cuidados externos para mantenerse en óptimas condiciones. Sin contar con aquellos cuidados inherentes a la alimentación balanceada e hidratación, para procurar el correcto funcionamiento y regeneración celular naturales.

Una rutina de limpieza para cada piel

En el mercado hoy en día hay múltiples opciones para el cuidado de la piel. Sea esta normal, seca, grasa y mixta hay una rutina ideada para ti. Además, cuentas con opciones naturales que puedes preparar con productos que siempre están en tu despensa para procurar una correcta limpieza de los poros, remoción de impurezas y piel muerta. En conclusión, tener una piel perfecta hoy está a tu alcance y la limpieza, el cuidado y el descanso son los pasos más importantes para presumir de una piel envidiable.
Una visita al dermatólogo puede orientarte a determinar tu tipo de piel y puede recomendarte un tratamiento personalizado acorde con tus necesidades. Hay una solución para todo tipo de problema para que tu cutis destaque por su belleza y le muestres a la vida tu mejor cara.

Lava tu rostro correctamente con estos 6 pasos

1.     Frota el jabón suavemente y distribúyelo con movimientos circulares ascendentes como un masaje.
2.     Usa un cepillo de rostro de cerdas suaves para estimular la circulación. No uses estropajos ni esponjas puesto que podrías lastimarte y sobre estimular la producción de sebo.
3.     Empapa una borla de algodón en un tónico. Puede ser agua de rosas, un astringente o agua helada para tonificar y cerrar los poros.
4.     Seca suavemente con una toalla de felpa suave con movimientos ascendentes.
5.     Exfolia tu piel una o dos veces por semana con una receta suave para prevenir que se tapen los poros y se produzcan espinillas y puntos negros.
6.     Usa desmaquillantes bifásicos que hidraten y limpien de forma suave. 
¿Ves? Es muy fácil anímate a comenzar a cuidar tu piel hoy mismo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Quién es Gordon Ramsey

¿Cómo se redacta una entrada en un blog?